• ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ •
Home 9 EAT 9 5 preguntas (y sus respuestas) sobre la alimentación intuitiva

EAT

5 preguntas (y sus respuestas) sobre la alimentación intuitiva  

La alimentación intuitiva es un tipo de alimentación para escuchar al cuerpo y conectar con sus necesidades. La coach y dietista Gabriela Martialay nos explica en qué consiste.

Tiempo de lectura: 7 minutos
Tiempo de lectura: 7 minutos

Comemos por ansiedad, por tristeza, para festejar, para darnos un capricho, e incluso, dejamos de comer para alcanzar un objetivo físico. Nos acostumbramos a vivir para comer en lugar de comer para vivir, perdiendo la conexión que tenemos con nuestro cuerpo y sus sensaciones de hambre y saciedad. La coach y dietista certificada, Gabriela Martialay nos habla de la alimentación intuitiva, un método para aprender a escuchar al cuerpo y darle lo que necesita.

 

¿Qué diferencia a la alimentación intuitiva del resto de las dietas?

La alimentación intuitiva no es una dieta, es un tipo de alimentación no restrictiva que busca reconectar con nuestra sensación natural de hambre, explica Martialay. A diferencia de cualquier dieta de moda, no busca prohibir ningún tipo de alimento, solo aprender a consumirlos de acuerdo a nuestras necesidades. 

 

¿Por qué perdemos esa capacidad de conexión y escucha de nuestro cuerpo?

Cuando somos bebés comemos cuando tenemos hambre y paramos al estar saciados. Eso es lo que busca la alimentación intuitiva: volver a los orígenes. El problema está, señala la especialista, en que a medida que crecemos se nos va inculcando que no debemos dejar nada en el plato o que la comida puede ser un premio o un castigo, estas creencias nos van desconectando de las sensaciones del hambre real.

 

¿Cómo (re)aprendemos a comer intuitivamente?

Martialay nos comenta que es importante tomarse las horas de comida con calma y dedicar al menos 30 min para comer. El cerebro tarda un poco en recibir los indicadores de saciedad, por lo que al comer lento le estamos dando tiempo de asimilar las señales para entender cuándo debemos parar de comer. 

Otra recomendación es tragar antes de consumir el siguiente bocado y priorizar alimentos nutritivos y saciantes como las grasas saludables, las proteínas de calidad y los cereales integrales. 

Algo muy importante que menciona Martialay es que debemos evitar comer cuando estemos experimentando emociones muy intensas, porque nos desconectan de la saciedad. 

 

¿Cómo diferenciamos el hambre real del hambre emocional?

La experta propone unas preguntas rápidas para identificar si se trata de hambre real o emocional analizando la manera en la que surge la sensación: ¿sientes la necesidad de satisfacerla rápidamente?, ¿te provocan alimentos poco saludables? Si las respuestas son afirmativas, probablemente se trate de hambre emocional, pues la real es progresiva y no apetece ningún alimento en concreto. 

Martialay sugiere que, la próxima vez que sientas hambre te preguntes si te comerías una ensalada. Si la respuesta es no, es mejor buscar otra forma de gestionar esa emoción. En este artículo puedes leer más sobre el control que ejercen las emociones en la alimentación.

 

¿Comer intuitivamente puede ayudar a la pérdida de peso?

Sí, siempre que los alimentos que se coman sean saludables, señala la experta. Aunque explica que no es fácil que de la noche a la mañana alguien aprenda a comer intuitivamente, y menos con la exposición a tantos ultraprocesados que tenemos, que lo que hacen es producir picos de glucosa y generar falsas sensaciones de hambre. 

Se puede, pero hay que entender que no es un proceso rápido. Para algunos puede ser frustrante porque, como explica Martialay, al principio se puede aumentar de peso mientras se empieza a entender cómo funciona el cuerpo, pero después todo vuelve a su equilibrio y, cuando lo hace, ya no lo querrás cambiar por nada. 

Por último, la especialista nos recuerda que disfrutar de la comida es parte del proceso y, que para lograr reconectar con nuestro cuerpo y volver a los orígenes de la alimentación intuitiva, hay que entender que el objetivo es nutrirnos en todos los sentidos.



Expertos mencionados

GABRIELA MARTIALAY
Coach certificada, dietista e instructora de mindfulness y meditación

 

Shop Healing Foods

Have no product in the cart!