• -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • -20% CON EL CODIGO: NUEVAWEB / ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ •
Home 9 HEAL 9 ¿Luchar o huir? La reacción natural de tu cuerpo ante el estrés o el peligro

HEAL

¿Luchar o huir?La respuesta natural de tu cuerpo ante el estrés y el peligro

 

Es probable que en algún momento de nuestra vida hayamos experimentado una sensación de peligro que recorre nuestro cuerpo, ¿sabes a qué se debe? 

marzo 3, 2022

Tiempo de lectura: 7 minutos

marzo 3, 2022
Tiempo de lectura: 7 minutos

¿Luchar o huir? He allí el dilema. Todos hemos experimentado este debate interno en medio de una situación agobiante. Corresponde a una respuesta fisiológica y psicológica natural de nuestro organismo, que hoy se conoce como la primera etapa del síndrome de adaptación general de Hans Selye, que se usa para describir la respuesta al estrés.

Esta reacción es la misma que experimentaron nuestros antepasados en la época de las cavernas cuando se encontraban ante una amenaza. Sin embargo, no fue sino hasta 1920 cuando el fisiólogo Walter Cannon logró describir la respuesta de lucha o huida: se dio cuenta de que ante una situación de peligro, el cuerpo desencadenaba una serie de rápidas reacciones que ayudaban a la persona a enfrentarse a las circunstancias que lo amenazaban. 

Esta respuesta se origina por la liberación de hormonas en nuestro cuerpo, explica un reportaje publicado en Verywellmind, web especializada en psicología. Cuando percibimos una situación que supone una amenaza, tanto física como psicológica, nuestro sistema nervioso simpático se activa segregando las hormonas del estrés, entre ellas la adrenalina y el cortisol

Sin embargo, no son las únicas hormonas involucradas. El portal de noticias Efecto Cocuyo cita un estudio que indica que la osteocalcina, una hormona derivada de los huesos, también es necesaria para activar esta respuesta. El investigador Gérard Karsenty realizó una serie de experimentos con ratones que sugieren que la osteocalcina interviene más que la adrenalina al momento de desencadenar las reacciones.

La tesis científica afirma que cuando el cerebro detecta el peligro, envía una señal a las células óseas para que liberen la osteocalcina al torrente sanguíneo y se reduzca la actividad del sistema nervioso parasimpático, incrementando la frecuencia cardíaca y la respiración.

 

Las consecuencias del estrés 

Antiguamente, cuando vivíamos expuestos a las grandes amenazas de la naturaleza, esta respuesta era muy útil, pues la segregación de estas hormonas nos ayudaba a permanecer alerta ante los posibles peligros que podían estar acechándonos. Actualmente, muchas de las respuestas de lucha o huida que se dan son de amenazas psicológicas, que pueden ser o no reales.

¿Has sentido alguno de estos síntomas ante situaciones de estrés? Aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, piel enrojecida o pálida, pupilas dilatadas, temblores, sudoración excesiva o pensamientos rápidos.

Vivir bajo un constante estrés que active frecuentemente la respuesta de lucha o huida en nuestro cuerpo es síntoma de un estrés crónico. A diferencia del estrés agudo, que se da en situaciones puntuales, el estrés crónico tiene graves consecuencias en el cuerpo a largo plazo, produciendo agotamiento físico y mental, dolores musculares y de cabeza, problemas gastrointestinales, taquicardia, envejecimiento prematuro, debilitamiento del sistema inmune, entre otros. Una vez que la sensación de peligro se ha dejado de percibir, el cuerpo necesita entre 20 y 60 min para recuperarse y volver a la normalidad. 

La especialista Carolyn Fisher, en una entrevista realizada por Cleveland Clinic, indica que el manejo del estrés es esencial para la buena salud. Advierte que es importante comenzar a pensar en un panorama general cuando sientes que estás nervioso por una situación que sabes que realmente no representa un peligro.  

La respuesta de lucha o huida tiene un determinado propósito en el cuerpo, pero no debería activarse con frecuencia ante situaciones que no son una amenaza real. Si sientes que tu respuesta de lucha o huida se activa con demasiada frecuencia, lo mejor es consultar con un médico para aprender a gestionar el manejo del estrés. 

 

Cómo desactivarse   

Afortunadamente existen métodos que ayudan a controlar el estrés crónico para que estas respuestas no se activen innecesariamente. Así como el sistema nervioso simpático se encarga de poner el cuerpo en alerta para que reaccionemos ante la lucha o la huida, el sistema nervioso parasimpático nos devuelve esa sensación de calma y tranquilidad. 

“Desconectar” de nuestro cuerpo la reacción de lucha o huida pasa por “desactivar” nuestro sistema nervioso simpático para que se “active” el parasimpático. Aunque no es un simple interruptor. Debemos dejar el estrés a un lado y una fórmula, apunta la web experta en bienestar Anahana, es a través de las siguientes actividades:

Yoga restaurativo: es una práctica física que ayuda a que mente, cuerpo y espíritu disminuyan la velocidad y se calmen. A diferencia de otros tipos de yoga, el restaurativo tiende a ser más lento para que puedas calmar la mente y relajarte. 

Yoga Nidra: es una antigua práctica que te guía a un estado mental de relajación que te llevará al borde del sueño a través de una meditación guiada. 

Práctica de meditación: es una de las mejores estrategias que puedes implementar para reducir el estrés y la ansiedad en tu vida y vivirla en un estado de tranquilidad. 

Atención plena: es la práctica diaria de vivir y enfocarse en cada momento siendo completamente consciente de él. 

Tai Chi: es una antigua práctica china de autodefensa, pero hoy en día se utiliza como método para reducir el estrés y mejorar la aptitud física. A través de movimientos lentos y pausados la mente se concentra en la respiración, mientras que el cuerpo se estira y ejercita. 

 

Shop Wellness

Más en Heal

Editors Picks

Have no product in the cart!