• ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ •
Home 9 SEEK 9 Planeta 9 ¿Por qué nos importa que Patagonia done sus acciones al planeta?

SEEK

¿Por qué nos importa que Patagonia done sus acciones al planeta?

Patagonia es una marca que, desde sus inicios, ha enfocado sus acciones y productos al cuidado del planeta. Ahora dieron un paso más cediendo sus ganancias a la lucha contra el cambio climático.

Tiempo de lectura: 7 minutos
Tiempo de lectura: 7 minutos

Yvon Chouinard no fundó Patagonia en 1979 con el objetivo de construir una gran corporación, solo quería fabricar equipamiento de escalada para él y sus amigos deportistas. La manera peculiar del estadounidense de gestionar su empresa y sus recursos lo llevaron hasta lo más alto en todos los sentidos. Su filosofía y la calidad de sus productos sentaron las bases de una marca con valores éticos y reales que se preocupan por el cuidado del medioambiente. 

Así lo cuenta el propio Chouinard en su libro Let My People Go Surfing, donde narra que tras el sorpresivo éxito en ventas decidió utilizar sus recursos para impulsar un negocio que hiciera un cambio real y desde el corazón. No fue un proceso fácil ni inmediato. Han sido años de estudio y de querer hacer las cosas mejor para lograr que Patagonia -que inicialmente funcionaba bajo el nombre de Chouinard Equipment- se convirtiera en una compañía sostenible y preocupada por el medioambiente. 

Patagonia es un nuevo modelo de negocio que confirma que se puede ser exitoso y amigable con el medioambiente, lo único que hace falta es compromiso, valores sólidos y, por supuesto, un gran amor hacia la naturaleza. Recientemente las redes estallaron por una carta escrita por el propio Chouinard: “La Tierra es ahora nuestro único accionista”, donde comunicó que desde ahora el dinero que genere cada año su empresa -después de pagar las facturas- será repartido a dos fundaciones comprometidas a combatir el cambio climático.


Algunas de sus buenas prácticas 

  • Lo primero que descubrió Chouinard fue que sus pitones (la clavija que se entierra en las montañas para sostener a los escaladores) terminaban siendo abandonadas por los deportistas que las compraban. Para evitar el daño al medio ambiente decidió fabricarlos con aluminio, un material reutilizable.
  • Mucho antes de que el algodón orgánico se hiciera famoso, Patagonia comenzó a usarlo. Entonces, dio un plazo de 18 meses a sus fabricantes para cambiar el algodón convencional. 
  • Chouinard convenció a sus competidores REI, North Face y Kelty para fundar la Alianza para la Conservación. Su idea era recaudar cuotas de membresía entre las empresas para financiar la lucha medioambiental. 
  • En 2011 Patagonia sorprendió con una campaña de publicidad para pedirle a sus clientes que no compraran sus chaquetas. Trató de crear conciencia sobre la posibilidad de adquirir productos de segunda mano en lugar de nuevos para disminuir el impacto ambiental. 
  • La organización dona desde hace muchos años el 1% de las ventas totales de la empresa a fundaciones que buscan combatir el cambio climático. 
  • Una de las prácticas de Patagonia con sus empleados es darles la libertad de alejarse de los escritorios durante el día para practicar surf, escalada o cualquier actividad al aire libre. Quizá ese sea el secreto de su éxito: promover un propósito de conexión con la naturaleza y trabajar desde el ejemplo con personas que compartan los mismos valores y aficiones. 

¿Qué viene ahora? 

“Esperemos que esto influya en una nueva forma de capitalismo que no termine con unos pocos ricos y un montón de pobres”, dijo el empresario de 83 años de edad en una entrevista. En esta nueva etapa de su vida, contó que espera “regalar la máxima cantidad de dinero” a las personas, proyectos y actividades que trabajen activamente para “salvar el planeta”.

Patagonia continuará funcionando como hasta ahora, el cambio se produce en lo relativo a la conformación de los accionistas y el reparto de dividendos. La empresa textil, valorada en 3.000 millones de dólares, seguirá vendiendo chaquetas, gorros y pantalones de esquí en sus tiendas físicas y plataformas online. Pero, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, la empresa ya no estará en manos de la familia Chouinard.

Los excedentes de las ganancias irán a dos fundaciones. La primera es Patagonia Purpose Trust, a quienes se les transfiere el 100% de las acciones de voto de la compañía para proteger los valores de la empresa y garantizar que los recursos sean usados con propósito. Y la segunda es Holdfast Collective, una organización sin fines de lucro dedicada a combatir la crisis ambiental y defender la naturaleza, ellos también recibirán el 100% de las acciones sin derecho a voto. 

Está bien querer negocios prósperos, pero no hacerlo a costa de la vida del planeta. Patagonia es el reflejo de que, en el mundo empresarial, se puede encontrar el equilibrio perfecto entre ser una compañía sustentable, pero a la vez, exitosa. ¿Cómo sería el mundo si todas las grandes corporaciones pensaran igual? 

Chouinard ha puesto estas ideas en práctica: “A pesar de su inmensidad, los recursos de la Tierra no son infinitos, y está claro que hemos superado sus límites. Pero también es resistente. Podemos salvar nuestro planeta si nos comprometemos con él”, escribió para anunciar los cambios en su organización.

Shop Conscious

Más en Seekers

Have no product in the cart!