• ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ •
Home 9 MOVE 9 Fitness tips 9 Posiciones de yoga para dos: fáciles y difíciles 

MOVE

Posiciones de yoga para dos: fáciles y difíciles 

Una instructora de yoga nos enseña asanas en pareja para todos los niveles. Practicar yoga con otra persona trae beneficios a nivel físico y emocional y ayuda a cultivar las relaciones.

Tiempo de lectura: 9 minutos
Tiempo de lectura: 9 minutos

El yoga es una práctica milenaria cuyo objetivo es conseguir la armonía y conexión entre cuerpo, mente y espíritu, a través de la respiración y las asanas. Hay muchos tipos de yoga y muchas formas de practicarla. Con la colaboración de la yogui, Lourdes Peláez (@lourdespelaez_), te traemos una serie de asanas para que practiques en pareja. 

 

¿Cómo realizar yoga en parejas?

Si bien el yoga es una disciplina que se realiza para conectar la mente y el cuerpo, el realizarla en pareja ayuda a potenciar aún más la elasticidad, la armonía y el equilibrio a nivel espiritual.

Esta práctica crea y fortalece conexiones entre quienes la practican, pues engloba un conjunto de técnicas que vigorizan el cuerpo, calman la mente y elevan el espíritu, nos explica la instructora de yoga y mindfulness. 

Sin embargo, antes de poner los pies en el mat, es importante seguir estos consejos que nos comenta Peláez:

  • Elige un momento en el que puedas desconectar por completo de la rutina y del trabajo para centrarte solo en ti, en la práctica y en tu pareja. 
  • Ponte ropa con la que te sientas cómodo. 
  • ¡Con una esterilla la práctica ya es perfecta!
  • Si alguno de los dos no ha practicado yoga aún: abre tu mente y olvídate de los prejuicios y, principalmente no creas que el yoga es sólo para personas flexibles
  •  Tomate esta experiencia para compartir con una persona especial para ti, un familiar, tu mejor amiga, tu pareja.
  • No es una competición, es un ejercicio lento porque se practica con conciencia. Tomate este momento para conectar y estrechar el vínculo con tu compañero. 

 

Posiciones fáciles 

La yogui nos describe los pasos para realizar algunas posturas sencillas con tu pareja:

 

Sukhasana

Es una postura que sirve para enfocarnos en el momento presente, en ser consciente de la presencia de tu compañero. Es perfecta para situarse en el aquí y el ahora y centrarse en la práctica. 

Cómo hacerla: 

  1. Sentados ambos en el suelo, en postura fácil de mediación, apoya tu espalda en la de tu compañero. Es el primer momento mindfulness antes de comenzar la práctica. 
  2. Cierra los ojos para que conectes con tu respiración, con la presencia y el cuerpo del otro y enfoques tu atención en el momento presente. 

Upavistha Konasana

Es ideal para comunicar a tu pareja de tus límites físicos y las sensaciones que vas experimentando. También es perfecta para estirar la columna vertebral, la parte inferior de las piernas, para fortalecer la apertura de la cadera y para mejorar la digestión. 

Cómo hacerla:

  1. Comiencen sentándose en el suelo, con las piernas separadas y estiradas y los pies flexionados mirando hacia el cielo. 
  2. Toma los antebrazos de tu compañero e inspira profundamente. 
  3. Al exhalar, tu compañero tirará de tus antebrazos para ayudarte a bajar tu tronco al suelo. Recuerda siempre comunicarle a tu compañero cómo te vas sintiendo con la postura. 
  4. Una vez que tu compañero terminó, cambien los roles. 

 

Utkatassana

En sánscrito, la palabra Utkatassana significa “postura fuerte”, pues busca fortalecer la confianza entre la pareja al dejarse sostener por el otro. 

Esta pareja es ideal para estirar la columna, los hombros, los brazos y el pecho. También estimula y tonifica el abdomen, las piernas, los tobillos, el diafragma y el corazón. 

Cómo hacerla:

  1. Para comenzar esta postura se deben “sentar en una silla imaginaria”. 
  2. Junten ambas rodillas y tómense de las manos mientras se estiran hacia atrás. 

 

Posiciones difíciles

Peláez también nos enseña posturas con un mayor nivel de dificultad para quienes tengan más experiencia. 

Natarajasana

También conocida como “la postura de bailarina”, es una buena asana para mantener la concentración en la mirada de tu compañero y aumentar la conexión y el equilibrio emocional entre ambos. 

Además, ayuda a estirar los hombros, el pecho, los muslos, las ingles y el abdomen y fortalece piernas y tobillos. 

Cómo hacerla:

  1. Deben comenzar de pie en postura tadasana. 
  2. Inspirando, flexionen la pierna derecha, hasta que puedan cogerse el tobillo con la mano derecha y el talón quede tocando el glúteo. 
  3. Ahora se deben deslizar apuntando el pecho hacia el frente y abajo, cogiéndo los hombros izquierdos con la mano que tienen libre. 
  4. Es importante buscar la estabilidad en la pierna izquierda. 
  5. Pasados unos minutos, cambien de pierna. 

Navasana

Esta postura es intensa, pues combina el trabajo de los abdominales y de la espalda con el equilibrio. El secreto para hacerlo en pareja está en el trabajo abdominal. 

Sirve para mantener la mirada y la concentración en tu compañero, mientras sostienen la postura con el trabajo del core completo, desde el abdomen hasta la lumbar. 

Cómo hacerla:

  1. Sentados en el suelo, apoya los pies sobre los de tu pareja. 
  2. Manteniendo la espalda erguida, intenten cogerse de las manos. 

Acroyoga

Otra de las opciones que nos recomienda la instructora para incrementar la dificultad a medida que se tiene más experiencia, es la práctica de acroyoga, un tipo de yoga que se hace con dos personas, pero que requiere de mucha práctica y técnica. 

Una de las posturas del acroyoga es la “Postura del trono”. Es importante mantener la firmeza y el equilibrio en todas sus variaciones, pues requiere de un gran trabajo de fuerza por parte de la base y del volador. 

Beneficios del yoga en pareja

El ritmo de vida tan acelerado al que estamos acostumbrados hace que se nos olvide lo necesario que es encontrar momentos para conectar y cultivar vínculos. “Proponer una actividad en conjunto con aquella persona con la que quieres pasar más el rato, es cuidar el vínculo, darle un lugar en tu agenda”, comenta Peláez. 

Estos son algunos de los beneficios que tiene esta práctica:

  • Permite fomentar la colaboración, el cuidado y el respeto del otro a nivel corporal y físico. 
  • Se aprende a comunicar de otra manera, a través del cuerpo, la complicidad en la mirada y en las risas. 
  • A nivel físico ayuda a trabajar la resistencia, a relajar y estirar los músculos. 
  • Permite probar nuevas poses y encontrar expresiones más profundas de asanas familiares que quizá ya habías practicado individualmente. 
  • Es un desafío físico y emocional que permite de forma divertida avanzar en la práctica de yoga y pasar un buen rato juntos.

Para finalizar, la yogui nos comparte esta frase de Paramahansa Yogananda que resume muy bien los beneficios del yoga en pareja: “La felicidad del corazón por sí sola no puede satisfacer al alma; uno tiene que intentar incluir la felicidad de los demás”.

Expertos Mencionados

LOURDES PELÁEZ (@lourdespelaez_)

Psicóloga e instructora de yoga y mindfulness 

www.lourdespelaez.com 

 

Shop Activewear

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando