• ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ • ENVIOS GRATIS EN ESPAÑA POR COMPRAS MAYORES A 50€ •
Home 9 HEAL 9 Respiración holotrópica, un viaje psicodélico

HEAL

Respiración holotrópica, un viaje psicodélico

Basada originalmente en un tratamiento que involucraba LSD, la respiración holotrópica busca lograr que la entrada y salida rápida de aire del cuerpo ayude a alcanzar niveles de conciencia alterada

Tiempo de lectura: 10 minutos

Tiempo de lectura: 10 minutos

Explorar lo profundo de la psique a través de la respiración, logrando efectos similares a los que te produciría un viaje psicodélico, pero de forma natural, sin uso de drogas, es un tema innovador y misterioso ¿Te atreverías a experimentarlo?   

Puede parecer insólito, pero al practicar la respiración holotrópica es posible alcanzar un nivel de conciencia alterado. No se trata de experimentar alucinaciones en medio de un caleidoscopio de colores y estados de ánimo distorsionados, como si se buscará revivir la contracultura hippie de los años 60.  

Esta experiencia se refiere a un proceso de sanación emocional, de lograr la salud mental y el reconocimiento del potencial humano, con el fin de crecer interiormente y lograr cambios profundos en la vida del individuo.   

La respiración holotrópica es una técnica que utiliza la hiperventilación controlada, la cual tiene influencia en el estado físico y mental de quien la práctica. Pero está vinculada a un fin más profundo.  

“Se trata de un método de terapia experiencial que está enmarcado en la psicología transpersonal (que es una rama de la psicología), que reconoce la importancia de la dimensión espiritual, de los diferentes estados de conciencia, de las prácticas espirituales entendidas como un eje central de la vida, que da sentido, que permite vivir de forma más plena”, asegura Felipe Landaeta Farizo, psicólogo chileno y facilitador de este método.   

Los pacientes que realizan la respiración holotrópica, detalla el especialista, “hacen un viaje al inconsciente, liberando memorias antiguas de experiencias traumáticas de su biografía, desde la infancia: como accidentes, situaciones fuertes que hayan atravesado, hasta recordar potenciales que tienen los individuos, por ejemplo, la espiritualidad, el amor y la conexión con la naturaleza, entre otros”.   

No es un tipo de terapia hablada, sino que se centra en la profundidad de la vivencia, agrega Landaeta Farizo, quien además es PhD en Psicología Transpersonal e Integral del California Institute of Integral Studies (EEUU).

 

¿Cómo se trabaja? 

Si te llama la atención hacer la respiración holotrópica, debes saber que se puede trabajar de forma individual o grupal. Además, las sesiones se realizan en un entorno seguro, que pueden durar entre dos y tres horas y se inician con una meditación. En términos simples, se comienza respirando rápida y profundamente con los ojos cerrados.  

La técnica se enfoca en inhalar y exhalar muy deprisa, para eliminar el dióxido de carbono del cuerpo, lo cual provoca un aumento del pH de la sangre. Nada peligroso hasta ahora, sólo algunos efectos secundarios que van desde posibles mareos hasta hormigueos o sacudidas de brazos y piernas.   

La música, la expresión creativa y las narraciones son fundamentales en la práctica de este modelo; así como también el trabajo corporal, porque contribuye a que el individuo suelte las cargas y sane.   

“Las personas están acostadas en unas colchonetas. A veces, le ponemos cojines para que los golpeen, por si empiezan a descargar una emoción, por ejemplo, de rabia. También se hace un trabajo corporal cuando la persona lo solicita, cuando hay un bloqueo energético; cuando hay un dolor, se toma la mano y se hace cariño. Todo dependiendo de lo que se vaya necesitando”, indica Landaeta Farizo, quien cuenta con experiencia personal meditativa y con tradiciones nativas de más de 15 años.   

Pero el verdadero plato fuerte es el momento en que los practicantes comienzan a experimentar el proceso interno y entran en un estado de conciencia alterado.   “Los estados expandidos de conciencia son comparables a los que se dan en prácticas espirituales o de meditación, ayunos, trances chamánicos y múltiples rituales de diversas culturas. Implican experiencias de un inmenso potencial curativo, transformador y evolutivo (…) y nos abren a comprender la naturaleza de la existencia”, apunta la página web de Holotrópica España.   

Landaeta Farizo destaca la importancia del papel de los facilitadores. “porque lo que hacemos es acompañar el proceso, creando las condiciones ideales para los practicantes. En estas terapias no se conversa, salvo para cosas muy puntuales, no se interviene, salvo en los momentos en que la persona se pueda golpear”, por tal razón “no se habla de terapeutas”.   

Subraya además que los facilitadores de la respiración holotrópica deben estar acreditados por el Grof Transpersonal Training y el Grof Legacy Training, y que las sesiones no deben ser consideradas un sustituto de la psicoterapia.   

“Esto es importante, porque hay situaciones que pueden ocurrir en las sesiones que requieren habilidades concretas, saber qué hacer en un momento determinado con un paciente y cómo reaccionar para que se dirija hacia una sanación y no hacia una retraumatización”,  advierte 

 

Viaje a la psique 

Cada persona tiene una experiencia diferente y particular al momento de hacer el viaje a lo más profundo de su psique, pero en general, los practicantes pueden “liberar las emociones y memorias traumáticas, lograr reconocimiento de temas personales y superar bloqueos de la vida”.   

El trabajo en estas sesiones es tan profundo que, incluso, la persona “puede llegar a memorias intrauterinas o lo perinatal (relacionado con el proceso de nacimiento), puede llegar a dimensiones espirituales transpersonales, transgeneracionales, kármicas y hasta memorias filogenéticas del origen de las especies”, asegura Landaeta Farizo.   

Y todo esto, “siempre en una vía del autoconocimiento, de experimentarse de la forma más completa, más total”: de hecho, la palabra Holotrópica deriva del griego holos (totalidad) y trepein (moverse hacia).  

 

Otras de las experiencias con las que puede conectar los participantes son las siguientes:   

 -Acceder a estados de relajación y aliviar el estrés.  

– Activar e integrar contenidos inconscientes.  

– Relacionarse y vincularse con otras personas afines.  

-Movilizar energías bloqueadas y mejorar la creatividad.  

– Resolver tensiones corporales y síntomas psicosomáticos.  

– Encontrar el sentido de la propia vida.  

– Elaborar traumas, fobias, ansiedad, depresión.  

– Prevenir dificultades emocionales y potenciar la salud integral.  

– Mejorar la autoestima y la relación con uno mismo.  

– Potenciar la práctica meditativa y/o espiritual.  

– Conseguir una perspectiva más amplia de la vida.  

– Investigación personal y transpersonal.  

   

No es un alucinógeno 

Landaeta Farizo subraya que, en este caso, “más que hablar de alucinógeno natural, se debe hablar de psicodélico”. Explica que la respiración holotrópica es una experiencia creada por el psiquiatra Stanislav Grof y su esposa Christina Grof, basada originalmente en una terapia con LSD. Todo esto se remonta a los años 50, 60 hasta principios de los 70 (cuando se prohíbe esta droga),   

Grof, junto a su esposa, fue uno de los primeros científicos que estudió el uso clínico del LSD, sobre la base de observaciones e investigaciones que llevaron 17 años, e involucraron más de 3 mil sesiones en las terapias con esta droga. “Pero luego empezaron a explorar y se dan cuenta que la respiración es un método natural y legal que permite ingresar a estados similares a los psicodélicos”.   

El especialista recalca que en este caso no se habla de alucinógenos, porque alucinar es un concepto psiquiátrico que sugiere que hay una visión sana de la realidad que es compartida. “La alucinación sería percibir algo que no está ahí, que no es real, que habla de una patología. Entonces, más que hablar de alucinaciones hablamos de experiencias profundas, de autoconocimiento. Psicodélico es manifestador de la mente o enteógeno que significa revelar lo divino de las cosas”, enfatiza.   

De acuerdo con Landaeta Farizo, hoy en día hablar de estos estados de conciencia ya está dejando de ser tabú. “Esto tiene que ver con que el método de la respiración holotrópica no tiene ninguna ilegalidad. Las mismas personas dicen que es natural. Incluso, algunas lo hacen como una alternativa a los psicodélicos”. 

 

Beneficios 

Respecto a los beneficios de la respiración holotrópica, el especialista señala que, al realizar entrevistas a los practicantes, observó “que hablaban de autoconocimiento profundo, de liberación de emociones, de cierre de procesos, incluyendo la experiencia del perdón, de comprensiones profundas y de resolución de temas que estaban abiertos”.   

También hablaban del impacto en las relaciones, personales y familiares. Además, en ese estudio, “un tercio de las personas desarrollaron una mirada más ecológica, o más espiritual de la vida, pasando de una perspectiva más materialista, a tener una huerta, a ocuparse de la naturaleza, del medio ambiente”.   

Con la respiración holotrópica, según sus practicantes, pueden reencontrarse con su yo pasado, entrar en un profundo estado de meditación, experimentar un despertar espiritual, o superar acontecimientos traumáticos.   

“Se ha descubierto que la activación de la psique pone en marcha procesos de curación espontánea. A nivel clínico se ven liberaciones de depresiones, fobias, asma, fuertes tensiones, a veces en pocas sesiones”, anota la página web de Holotrópica España.   

 

Quiénes pueden practicar y quiénes no   

La Respiración Holotrópica puede implicar experiencias intensas acompañadas de liberaciones emocionales fuertes, por lo que hay algunas contraindicaciones psicológicas y físicas, que llevan a algunos participantes a evitar su práctica.   

En relación con las físicas, está contraindicada en: mujeres embarazadas, personas con presión arterial alta (que no esté controlada), casos de glaucoma, lesiones graves, fracturas, operaciones recientes, o epilepsia. También las personas con problemas del corazón, “porque la hiperventilación, aumenta la presión y acelera el ritmo cardíaco.   

Entre las psicológicas, el especialista anota: las personas con trastornos graves de personalidad, bipolaridad y otras patologías psiquiátricas.   

Pero a veces, simplemente, no es el momento adecuado para hacer estas terapias, advierte Landaeta Farizo. “Hay personas que tienen todos los requisitos para participar, pero al indagar, puede ser que esté pasando un momento de mucha fragilidad”. En ese caso, recomienda a quien quiera hacer la terapia primero cerrar la presión externa que esté viviendo”, para estar lo más calmada posible, sin preocupaciones.  

Respirar es un acto que en general todos hacemos de forma mecánica, pero ya tienes una razón para respirar de una manera novedosa, diferente, que te ayudará a conseguir cambios profundos en tu vida.   

Expertos mencionados

FELIPE LANDAETA FARIZO
Psicólogo chileno

Shop Wellness

Have no product in the cart!