• ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 50€ •
Home 9 HEAL 9 Sentirse perdido también es una oportunidad

HEAL

Sentirse perdido también es una oportunidad

En algunos momentos de la vida lidiamos con la confusión y frustración que representa el sentirnos perdidos en nuestra propia existencia. 

Puede suceder después de ver una película con un mensaje inspirador o al escuchar sobre la maravillosa vida de una persona que teníamos mucho tiempo sin ver; pero todos si o si, en algún momento, nos hemos preguntado ¿Qué estoy haciendo con mi vida? 

Esta columna es parte de nuestra serie #WellWednesday donde distintos expertos comparten información, experiencias y sus filosofías de bienestar

Tiempo de lectura: 7 minutos

Tiempo de lectura: 7 minutos

Beatriz Ticali es comunicadora, actriz, modelo y una mujer con ganas de hacer. Su objetivo es normalizar lo normal y le apasiona hacerlo a través de la escritura. Sin tabúes ni prejuicios explora desde el lado más humano las dudas, incógnitas y temores escondidos en temas como la salud mental y el amor propio, con el fin de destapar verdades e inspirar a otros a que usen su voz.

¿Qué estoy haciendo con mi vida? Cada vez que nos topamos con esta aterradora pregunta, tenemos frente a nosotros la oportunidad de analizar de dónde viene esta interrogante y comprender esa parte de nuestra alma que no se siente cómoda con la vida que estamos creando. También podemos ignorarla después de unas cuantas horas de victimización y repetirnos la pregunta unas dos mil veces. Generalmente optamos por la segunda opción, y ¿cómo no? si es la más fácil. 

Entonces la duda se duerme, pero se queda ahí, viviendo “rent free” en nuestro inconsciente, agarrando fuerza y creciendo para que cuando se vuelva a despertar no la ignoren de nuevo. Hasta que un día decidimos retarnos a nosotros mismos  y enfrentarla

 

¿Cómo lo enfrentamos? 

Como cualquier guerrero principiante, nuestras herramientas y armas son escasas y la única forma de agrandar el arsenal es con práctica y experiencias. 

LEE TAMBIÉN: ¿Has mentido para agradarle a alguien?

Veamos la pregunta como un gran muro que debemos escalar. Con cada paso que damos estamos más cerca de la cima y desde allí podremos ver todo con más claridad y planificar nuestra vida a mediano y largo plazo con visión 360˚.

Los primeros pasos que damos, grandes o pequeños, funcionan como pistas para revelar la verdadera incomodidad de nuestra alma. Son los más complejos porque generalmente no tenemos idea por dónde empezar y estamos en nuestro estado de vulnerabilidad máxima, es por esta razón que mi primer consejo es conseguir un guía que te ayude a descifrar tu camino porque hasta ahora, el que llevabas no te funciona por completo. 

Una de las claves para avanzar más rápido es haciendo actividades que te permitan entrar en contacto real con tu ser. Conectar con nosotros mismos nos da acceso a escuchar lo que dice el cuerpo y entender lo que nos grita el alma. Además, afilamos nuestros instintos y comenzamos a sentir después de tanto tiempo esa intuición que nos sirve de brújula hacia la felicidad. 

 

Una oportunidad abierta 

Sentirnos perdidos es la oportunidad perfecta para desechar comportamientos y creencias que nos llevaron hasta donde estamos, para dedicarnos a la escritura, el entendimiento propio y regalarnos tiempo a solas. Es nuestro momento para crear y siempre recordar que las grandes obras de arte comenzaron siendo un lienzo en blanco, así que qué mejor oportunidad para comenzar a pintar de colores nuestra vida. 

Si estás perdido ahora o te estás preparando para enfrentar la interrogante, comienza por reemplazar la pregunta con un simple ¿para qué? ¿Cuál es mi propósito en la vida? ¿Qué me llena de alegría, pasión y haría gratis si fuera necesario? 

Ver la oportunidad en una situación compleja y oscura es un superpoder que todos podemos desarrollar. Inténtalo y prometo que verás un cambio radical en todos los aspectos de tu vida. 

 

Más de la Shop

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando