• ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€ • ENVIOS GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS A PARTIR DE 50€
Home 9 HEAL 9 Vivir el presente: un trabajo continuo

HEAL

Vivir el presente: un trabajo continuo

Mantener sana nuestra mente implica un trabajo diario. Vivir el presente significa disfrutar la vida, a pesar de las circunstancias 

Esta columna es parte de nuestra serie #WellWednesday donde distintos expertos comparten información, experiencias y sus filosofías de bienestar

Tiempo de lectura: 8 minutos

Tiempo de lectura: 8 minutos

Claudia Miraglia es terapeuta profesional de evolución y cambio con más de 25 años de experiencia, creadora del Método COR y especializada en terapia cráneo-sacral, terapia Gestalt, Kundalini yoga y otras áreas de la meditación. El trabajo de Claudia está enfocado a ayudar a personas a manejar distintas crisis, en la búsqueda de crecimiento personal, espiritual y en el bienestar mental, a través del fortalecimiento del poder que hay en cada uno para curarse

En más de una oportunidad hemos escuchado la importancia de vivir en el presente, quizás hasta suene como un tema bastante trillado. Probablemente lo hayas escuchado mucho durante 2020 e incluso antes de ese año tan trascendental en nuestra historia de evolución y cambio… pero, ¿qué pasa cuando ya hemos trabajado mucho para vivir en el presente y aún estamos insatisfechos?

Construir salud mental y sobre todo mantenerla es un trabajo que requiere de nuestro esfuerzo y voluntad a diario. La salud mental no es estándar ni tampoco lineal. Como seres humanos, tenemos momentos de altos y bajos. Lo importante es cómo nos manejamos durante esos “bajos” y los recursos a los que recurrimos para volver a nuestro centro encontrando un balance.

LEE TAMBIÉN: QUIZ: ¿Tengo inteligencia emocional?

Muchas cosas pueden sacarnos de nuestro centro, muchas cosas pueden ser detonantes dentro de los procesos que cada uno atraviesa… esta lista es tan variada como lo somos los seres humanos.

 

La vida es hoy 

Hablemos sobre qué implica vivir en el presente, ¿qué significado le das a esta frase? Para mí, que llevo tantos años al servicio de los demás, vivir en el presente implica poder disfrutar de la vida a pesar de las circunstancias que esté atravesando. Tener la certeza de que todo, tanto los buenos momentos como aquellos a los que damos una connotación negativa, son pasajeros. Vivir en el presente nos lleva a estar conectados con nuestra alma y propósito de vida.

El presente es lo único que tenemos, todas nuestras emociones habitan en el pasado y buscamos proyectarlas en el futuro. Vivir en el presente es darte cuenta de que eres mucho más que los pensamientos que se repiten constantemente dentro de tu mente. La amargura, la culpa, el rencor, el remordimiento son formas en las que se manifiesta en un ser humano la falta de perdón hacia sí mismo. Todas estas emociones que calibran bastante bajo son un síntoma de que estamos viviendo desde un exceso de pasado.

LEE TAMBIÉN: ¿Qué es el campo cuántico y cómo mejora tu vida?

Cada vez que experimentas una emoción, estás reviviendo una experiencia del pasado: algo que ya viviste. Cuando esto te pase, te recomiendo esta técnica: conéctate con tu presente a través de los ruidos de tu entorno, pellízcate tú mismo, observa algo que tengas cerca para poder ubicarte nuevamente en la experiencia emocional de este momento presente.

 

La terapia 

Una de las herramientas claves para poder alcanzar la tranquilidad e ir dejando paulatinamente atrás los estados de angustia y de ansia, es la terapia. Una sesión de terapia es una relación íntima y profunda entre la persona que solicita la ayuda y un terapeuta, donde se establece un acuerdo común para ir más profundo y avanzar. Ahondar en esas capas de “la cebolla que somos”, para ir descubriéndonos y llegar a nuestro núcleo, a aquello que verdaderamente importa: nuestra alma y corazón.

LEE TAMBIÉN: Mi primera vez en terapia: 6 claves para las primeras consultas, por Beatriz Ticali

Poder liberarnos de nuestra propia mente es algo a lo que todos deberíamos aspirar en algún momento de nuestra experiencia de vida. Esto que trato de explicarte es lo que Eckhart Tolle llamó “La brecha de la no-mente”, ese estado en el que además de convertirnos en los observadores de nuestros pensamientos y emociones, somos capaces de dirigir el foco de nuestra atención hacia el ahora, haciéndonos intensamente conscientes del momento presente. Este estado además de ser sumamente satisfactorio para aquel que logra experimentarlo, nos lleva a estar alertas y conscientes desde la tranquilidad, pero no pensando. Esta es la esencia de la meditación.

Uno de los caminos hacia el despertar a la verdad y por ende también hacia la evolución es este: aprender a dejar de identificarnos con nuestra mente. Al estar conectados con la luz de nuestra consciencia, podemos renunciar a tomarnos tan en serio el contenido del que está lleno nuestra mente, ya que tenemos la plena seguridad de que no dependemos de él y somos mucho más que eso. Esto es vivir desde el amor incondicional.

Hoy quisiera invitarte a realizar esta práctica de meditación para ayudarte a realizar este trabajo continuo que implica vivir en el presente. Accede a ella a través de este enlace: AQUÍ 

Shop Books

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando